Mucho se ha escrito sobre la importancia de salir bien desayunados de casa. Y, si hacemos caso de lo que nos dice la ciencia, encontraremos por lo menos 7 beneficios de desayunar fuerte.

Sin embargo, muchas personas subestiman la importancia de la primera comida del día. Hay personas que no ingiere nada a la hora de desayunar.

Tanto si eres de los que solo toman un café con leche por las mañanas, como si prefieres coger cuchillo y tenedor, te interesará conocer los 7 beneficios de desayunar fuerte.

1. Genera menos ganas de picotear durante el día

Comer abundante en el desayuno puede garantizar la saciedad durante toda la mañana. Esto es positivo para aquellas personas que van a pasar largo tiempo sin poder ingerir nada más hasta la hora del almuerzo.

Ahora bien, esto solo será útil si el desayuno está compuesto de buenos alimentos saciantes, especialmente ricos en grasas saludables y proteínas como los huevos, el pescado azul, el queso, los yogures y la leche entera, los aguacates o los frutos secos.

Muchas personas solo toman un café a la mañana, sin darle importancia al desayuno.

2. Evita los antojos de dulces durante la mañana

Un desayuno fuerte y completo con los alimentos que hemos citado anteriormente permite a las personas con ansiedad por comer dulce pasar la mañana sin necesidad de ir picando pequeños snacks.

El desayuno ayuda a regular la ingesta de energía a lo largo del día. En especial de alimentos con una alta densidad energética y muy ricos en grasa, que son los que debemos evitar, pues suelen ser poco nutritivos. Las grasas repercuten en problemas de obesidad y todos sus riesgos asociados.

3. Mejora la respuesta metabólica

Los seres humanos nos regimos siguiendo el ritmo de ciclos circadianos. Y en general, funcionamos mejor durante el día. Por lo menos, en cuanto a alimentación y metabolismo se refiere. No es lo mismo ingerir un determinado número de calorías durante el día que durante la noche.

Por esto es más recomendable hacer un buen desayuno que una gran cena muy tardía. No hace falta que sea al salir el sol; podemos respetar la sensación de hambre de cada uno y comer a media mañana. Pero siempre será más positivo concentrar las ingestas durante el día. Esto favorece la flexibilidad metabólica y aumenta la quema de grasa.

Ahora bien, como  todas las generalizaciones, puede matizarse. No importa solo la hora del día en que comemos, sino también qué es lo que comemos.

4. Ayuda a cubrir las necesidades de nutrientes

Este es unos de los beneficios más importantes de desayunar fuerte. Los macronutrientes y los micronutrientes que no se ingieren cuando alguien se salta el desayuno, es difícil que se compensen con el resto de comidas del día.

Así que desayunar fuerte nos permite alcanzar los mínimos recomendados de vitaminas, minerales, proteínas o grasas saludables:

  • Los yogures naturales y la leche entera son buena fuente de calcio, fósforo y vitamina D.
  • Si incluimos fruta, cereales integrales o pan integral, contribuimos a la ingesta de fibra y vitaminas.
  • Al añadir vegetales en nuestro desayuno aumentamos las raciones. Algo necesario y difícil de conseguir en muchas personas. Podemos hacer tostadas o bocadillos con lechuga, tomates, aguacate o pimientos.
  • Los huevos, el tofu o los frutos secos nos aportan la ración de proteínas que necesitamos por la mañana.

5. Se relaciona con mejores indicadores de salud

Las personas que desayunan con más frecuencia suelen tener un índice de masa corporal (IMC) más bajo, menor obesidad abdominal, presión arterial más baja, y triglicéridos y colesterol total menores.

Esto no quiere decir que el desayuno sea la causa única de un mejor estado de salud. Pero tomar conciencia de la importancia de un  desayuno sano puede contribuir a que adoptemos otros hábitos de vida saludables que contribuirán a mejorar nuestro estado de salud en general.

Un desayuno variado permitirá incluir nutrientes que difícilmente se adquieran durante el día

6. Mejor rendimiento en niños y adolescentes

También encontramos beneficios de desayunar fuerte en el caso de los niños y adolescentes. El desayuno es una comida importante a estas edades.

Desayunar en casa antes de ir al colegio se ha relacionado positivamente con:

  • Mayor función cognitiva y memoria.
  • Mejor estado de alerta, atención y resolución de problemas en clase.
  • Menor estrés, depresión y otros problemas emocionales.

Hay que tener en cuenta que estos datos son especialmente relevantes en los casos en los que el estado nutricional de los niños está comprometido. Aparte del rendimiento escolar, los niños que desayunan son más propensos a tener un peso saludable y una mejor ingesta de nutrientes.

7. Ayuda a ganar volumen

Algunas personas tienen una composición corporal delgada y les cuesta ganar peso y volumen. Aunque cada persona tiene unas necesidades energéticas diferentes, podemos decir que en general necesitan comer bastante para poder aumentar el volumen muscular.

Así que para ellos, cualquier oportunidad es buena para ingerir calorías. El desayuno tendría que ser abundante -se puede dividir en dos tomas- y compuesto por alimentos altamente nutritivos. Lo mejor es que las calorías provengan de los frutos secoslácteos enteros, huevos, atún, fruta y cereales integrales.

Desayunar fuerte es beneficioso, siempre que sea saludable

Aunque el desayuno no es la comida más importante del día ni tampoco imprescindible, desayunar fuerte también tiene beneficios para la salud. Por ende, resultaría contraproducente desaprovechar la oportunidad de desayunar si es que podemos hacerlo.

Ahora bien, todo pasa por hacer una buena elección de alimentos. El balance nutricional y el equilibrio de nuestra dieta dependerá de todo lo que llegamos a comer a lo largo del día.

 

https://mejorconsalud.com

(Visited 2 times, 1 visits today)