El sistema de etiquetado nutricional frontal Nutri-Score, desarrollado en Francia y elegido por el Gobierno de España para proporcionar a los consumidores una información nutricional básica y fácil de entender, continúa avanzando hacia su implantación en numerosos países. Francia, Alemania, Bélgica y Suiza ya han desarrollado la implantación, mientras que España, Luxemburgo, los Países Bajos y Austria están ultimando el proceso.

Como toda novedad, Nutri-Score cuenta con partidarios y también con detractores. En España, tanto Consumo como organizaciones de consumidores (OCU) son favorables, mientras que algunos especialistas en nutrición y el sector del aceite de oliva se oponen porque Nutri-Score equipara el uso de aceite de colza con el uso de aceite de oliva, una grasa clave en la sanísima dieta mediterránea. La patronal de la industria alimentaria, FIAB, reclama ajustes y en general se apunta a la necesidad de adecuar algunas ponderaciones a las características de cada ingrediente o materia prima, por ejemplo distinguiendo entre sí distintas grasas vegetales (colza, oliva o juez, ricas en ácido oleico pero muy diferentes en otros aspectos) o incluso cualificando aspectos de cada ingrediente, de modo que el sistema distinga entre aceite de oliva o aceite de oliva extra virgen.

El Ministerio de Consumo considera que la contestación al sistema Nutri-Score tiene su origen en los intereses de los lobbys alimentarios, que no desean que el consumidor acceda a una información rápida y clara. En España cadenas como Eroski, Caprabo, Carrefour, Alcampo, Lidl o Aldi o marcas como Danone y Nestlé ya lo han implantado. Menudospuntocero, servicio de menús diarios con entrega en empresa y domicilio de GB Corporación, editora de este magazine de noticias, es el primer servicio de estas características en haberlo incorporado hace meses.

Hay otros sistemas de etiquetado frontal. El Sistema Nova clasifica los alimentos de acuerdo a su grado de procesamiento. Los divide en cuatro grupos, frescos o mínimamente procesados (grupo 1), ingredientes culinarios procesados (como el aceite, grupo 2), alimentos procesados que son la suma o combinación de los grupos 1 y 2 (este sería el grupo 3) y, finalmente, un grupo 4 integrado por alimentos ultraprocesados que sencillamente debiera desaparecer de cualquier dieta. La OCU ofrece en su aplicación información tando Nova como Nutri-Score.

Italia y Grecia han impulsado el sistema NutrInform Battery, que no penaliza los alimentos de la dieta mediterránea. Este sistema pretende superar los efectos negativos para el Made in Italy, derivados del sistema Nutri-Score, que utiliza los colores del semáforo para expresar un juicio sobre los productos agroalimentarios, en contraposición a los principios de la dieta mediterránea, que se basan en un consumo equilibrado de todos los alimentos. Italia, a través de todos los medios a su alcance, se opone a la obligatoriedad de Nutri-Score. El probable resultado de todas estas visiones encontradas será, probablemente, un sistema Nutri-Score evolucionado y perfeccionado, pero en este proceso las grandes cadenas de distribución tendrán mucho que decir.

 

©Comesaudable, GB Corporación 2021. Aviso Legal

(Visited 2 times, 1 visits today)