GALEGO

 

El tofu también se denomina “queso de soja” por su parecido y su textura. Es uno de los productos más recurrentes como sustituto de la carne, y, por esta razón, se le considera imprescindible en la dieta vegetariana y vegana. Se ha convertido en un alimento esencial para los partidarios de la comida sana.

Originario de China, el tofu es un imprescindible en la cocina oriental y su nombre actual data del siglo XV. Fue en los años 60 del siglo XX cuando llegó a Occidente, a consecuencia del interés creciente por la comida sana.

¿Qué es el tofu?

Su elaboración se realiza mediante la coagulación de la llamada “leche de soja” y su prensado para separar la parte líquida de la sólida, de modo similar a como se prepara el queso. Tiene una textura parecida a la del queso, color blanco crema y suele presentarse en forma de cubos.

Conservación y elaboración

Se puede adquirir en bloque o paquetes individuales. Una vez abiertos hay que conservarlos en el refrigerador. Hay que lavarlos y cubrirlos con agua, conservándolos en la nevera. De esta forma, cambiando el agua a menudo, se puede llegar a conservar una semana. También se puede congelar hasta cinco meses.

El tofu da mucho juego en la cocina. Lo importante son los condimentos. Al tener diferentes consistencias y un sabor neutro puede combinarse con todo tipo de comidas y sabores. El tofu firme se hornea, fríe o se asa y el más suave se suele utilizar para postres y ensaladas.

Beneficios nutricionales

Aporta gran cantidad de proteínas y tiene un contenido bajo en calorías. Entre los minerales que contiene destacamos el hierro y el calcio, así como el manganeso, selenio y fósforo, cobre, zinc y vitamina B1. Está muy recomendado para reducir el colesterol.
Además, nos puede ayudar a reducir el consumo de otros platos «menos saludables».

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a comesaudable.
©comesaudable, Madrid 2020. 
Aviso Legal

(Visited 6 times, 1 visits today)