El caqui es una fruta típicamente otoñal que aún no goza de la popularidad de otros productos de temporada. Conocido en algunos lugares como palosanto, porque solía madurar a partir del 1 de noviembre, su época es más breve que la de los cítricos o manzanas,

El caqui es una fruta tropical tiene diferentes variedades, las principales son: el de China, el de Japón y el americano. El más cultivado es el de China, que suele pesar de 80 a 250 g, con un color rojo, anaranjado o amarillo, pulpa jugosa y dulce y un ligero regusto áspero.

Otra variedad es el permisón, que tiene una pulpa más firme. Se diferencian en su punto de madurez. El clásico se recolecta maduro y se comercializa tal cual, el persimón se recolecta semimaduro y ha de ser sometido a un tratamiento de desastringentado (para eliminar esa sensación arenosa y seca que se produce cuando, por ejemplo, mordemos un membrillo).

Procedente de China, donde ya se cultivaba en el siglo VIII d.C. se introduce primero en Estados Unidos y, posteriormente, en Europa, ya en el siglo XIX.

Su temporada comienza en octubre-noviembre y termina en febrero, marzo, dependiendo de la variedad.

Se recomienda comprarlos maduros, que conserven tallo y casquete. Basta con partirlo horizontalmente y comérselo con cuchara. Va muy bien en ensaladas y tartas, brochetas de frutas de temporada o una macedonia casera.

Beneficios nutricionales

Destaca su alto contenido en agua, la importante cantidad de hidratos de carbono y su valor calórico, comparado con otras frutas. Por el contrario, su aportación de fibra y grasas y proteínas es escasa.

Respecto a las vitaminas, destaca su contenido en vitamina A, C y minerales, como el potasio, y en menor proporción, calcio, fósforo y hierro

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a comesaudable.
©comesaudable, Madrid 2019. 
Aviso Legal

(Visited 2 times, 1 visits today)