GALEGO

 

El tomate negro de Santiago es una antigua variedad que se ha recuperado recientemente, consiguiéndose su extensión progresiva por las huertas gallegas.

Fruto de verano, tiene un tamaño medio, y un color entre rojo oscuro y verdoso. Cuando lo abrimos, lo primero que nos llama la atención es u intenso aroma. A pesar de su aspecto imperfecto, con un gran número de pliegues y estrías, su sabor es muy intenso y su pulpa carnosa. Con una textura blanda, su dulzor y jugosidad hace que se pueda comer como una fruta.

Todo ello contribuye a que sea perecedero, no susceptible de comercializar en grandes superficies.

La recuperación de este tomate, que había casi desaparecido, se debe al CIAM, Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo.

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a comesaudable.
©comesaudable, Madrid 2019. Aviso Legal

(Visited 25 times, 1 visits today)