GALEGO

 
La crisis sanitaria causada por Covid-19 hace que, desde hace meses, pasemos más tiempo en nuestros hogares. La necesidad de estar cómodos en casa se ha hecho más fuerte de día en día, y las personas amantes del café han visto cómo el cierre de la hostelería o las restricciones impuestas en horarios o aforos han dificultado su ansiada cita diaria con un buen café de cafetera  profesional.

Sea con las populares cafeteras tipo nespresso, sea con las tradicionales cafeteras de aluminio tipo bialetti o con cualquier otro procedimiento, la clave para hacerse un buen café en casa es un producto de calidad en su punto adecuado de molido y conservación. Se pueden comprar cafés de calidad en los supermercados y desde luego en las tiendas especializadas, y las cápsulas nos pueden sumergir en un universo regido por la variedad y el marketing, aunque también se pueden adquirir cápsulas compatibles de calidad en los supermercados.


«Largo, corto, muy corto, descafeinado, fuerte, suave… El café se ofrece como una experiencia llena de opciones.»


Pero, ¿y la leche? Se están poniendo de moda los batidores de leche, para que también la leche de un aporte de calidad y fantasía a esta infusión. Existen batidores de todo tipo, desde los manuales a los más sofisticados, pasando por unos sencillos batidores eléctricos de varilla, con pilas o recarga usb, que permiten hacer una espuma excelente con la que crear unos capuchinos maravillosos -o unos batidos o cualquier bebida que contenga lácteos-.

¿Cómo funcionan?

Curiosamente es más sencillo elaborar espuma con leche desnatada que con leche entera, lo cual es una buena noticia si nos estamos cuidando. Sólo hay que echar la cantidad necesaria a un vaso o recipiente con suficiente capacidad, poner a funcionar la batidora y esperar, o bombear si usamos una espumadora manual.

Es bueno tener la leche espumada ya preparada antes de hacer el café y después añadirla suavemente. Si el café es bueno y ha generado una capa cremosa de calidad en su superficie, la unión con la espuma nos proporcionará una muy grata experiencia sensorial. Si nuestra elección es un capuchino, además de seguir la regla de los tercios (uno de café, otro de leche, otro de espuma) podremos añadir al gusto canela o cacao en polvo.

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a comesaudable.
©Comesaudable, GB Corporación 2021.
Aviso Legal

(Visited 25 times, 1 visits today)