Kimchi, ¿qué encierran estas 6 letras? ¿Qué se esconde tras ese nombre que comienza con una ka fuerte?

En Occidente no nos resulta familiar, pero los coreanos lo conocen como nosotros el pan nuestro de cada día o como se conoce en China el arroz. Se come todos los días y a todas las horas y no hace falta aclarar que, además, resulta muy beneficioso para la salud.

Es, según la Organización Mundial de la Salud, uno de los superalimentos más saludables del mundo.

Su base la constituyen los vegetales (berenjenas, zanahorias, col,…etc.). Es el resultado de una combinación de conservas -entre ellas las verduras-, hortalizas sazonadas previamente, mariscos y pescados fermentados, todo ello mezclado para crear el kimchi. Hereda una de las tradiciones coreanas, hacerlo en familia de primavera a otoño. Los camarones, anchoas y otros pescados que llegan a puerto se salan y se fermentan. Después se prepara la salmuera, se ponen a secar los pimientos y se muelen. Fuertemente conectada con el respeto a la naturaleza, la cultura coreana tiene en cuenta factores como la temperatura ambiental para elegir el momento idóneo para preparar la conserva.

El kimchi es fácil de preparar. Se mantiene en un recipiente cerrado y grande que, una vez fermentado. Permite gran variedad de recetas y sabores, siempre teniendo en cuenta los ingredientes que no pueden faltar: el ajo, el jengibre y la col china. Al ser un alimento fermentado, es decir es un alimento vivo, mejora la digestión gracias a sus fibras. También nos ayuda a limpiar nuestros intestinos gracias al ácido láctico. Con pocas calorías y un alto aporte nutricional, tiene efectos anti-inflamatorios, antioxidantes que combaten el envejecimiento y probióticos que fortalecen nuestro organismo frente a bacterias nocivas y enfermedades.

En la red se encuentran numerosas recetas para la preparación de kimchi en nuestros hogares.

 

©Comesaudable, GB Corporación 2022. Aviso Legal

(Visited 3 times, 1 visits today)