La dorada es uno de los pescados más presentes en la gastronomía de nuestro país. Su nombre proviene de la franja dorada que tiene entre sus dos ojos.

Su hábitat se encuentra en las costas y estuarios. La temporada de pesca de la dorada es, sobre todo, el otoño, antes del frío invernal, pues prefiere las aguas cálidas. Sin embargo, gracias a la acuicultura, lo podemos encontrar durante todo el año.

Es un pescado semigraso de forma ovalada y pueden alcanzar hasta tres-cuatro kilos.

A la hora de comprarlas, hay que fijarse en que presente un buen aspecto, con la piel firme, ojos brillantes y sin golpes ni manchas extrañas.

Aunque admite muchas preparaciones, las más tradicionales son al horno y a la sartén. De esta manera, la dorada queda más sabrosa y con una mejor textura. Otras formas de cocinarlas son a la sal, al vapor o el papillote. Admite todo tipo de guarniciones y salsas: escabeches, vinagretas…

Beneficios nutricionales

La dorada es una fuente de proteínas de gran calidad, con apenas grasa, y con vitamina A y del grupo B. Además, hay que señalar los minerales que aporta: potasio, magnesio, fósforo y calcio.

 

Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a comesaudable.
©Comesaudable, Madrid 2020. 
Aviso Legal

(Visited 3 times, 1 visits today)