También denominada frambuesa negra, la mora es un fruta o baya de arbusto que crece en zonas de clima templado. Originaria de Asia y Europa, se puede encontrar en estado silvestre en unas plantas sarmentosas y espinosas, las zarzas. Los excursionistas en verano pueden dar con ellas sin dificultad en caminos, montañas y bosques, en terrenos húmedos. Aunque procede de especies silvestres, se puede cultivar también.
Está formada por pequeños granos que se agrupan entre sí. La mora cambia de color verde a rojo y, finalmente, a negro brillante, cuando madura completamente.
Se recolectan desde el mes de agosto y durante todo septiembre. Si se conservan en el frigorífico, pueden durar hasta 3 días. El color al comprarlas debe ser negro brillante e intenso, con una textura firme.
Se consume cruda o como ingrediente en helados, zumos, yogures, sorbetes, confituras, mermeladas, gelatinas e incluso se elabora un licor.
Con un escaso valor calórico, apenas aportan hidratos de carbono. Por el contrario, son una fuente en sales minerales y vitamina C, con una elevada actividad antioxidante, y contienen fibra, potasio, hierro y calcio.
 
 
Sólo se permite la utilización de este contenido en otros sitios web enlazando con nuestra url, mencionando como fuente a cuidateycomesano. 
© Cuidateycomesano, Madrid 2019. Aviso Legal

(Visited 9 times, 1 visits today)