Carril es un pequeño puerto pesquero gallego perteneciente al municipio de Villagarcía de Arousa, en el sur de la gran ría de Arousa. Su nombre se asocia a unas almejas de una calidad extraordinaria, quizá las mejores del mundo, cuya producción es el modo de vida de unas 650 familias de la comarca. Desde los años 20 del siglo XX, que es cuando comenzaron a adquirir su fama como manjar, las almejas de Carril son objeto de una explotación controlada y sistemática mediante métodos tradicionales que se remontan al S. XV.

Las almejas de Carril no son de un único tipo. Se explotan en una zona privilegiada en la desembocadura del Ulla, la isla de Cortegada y los arenales del pueblo, con aguas muy ricas en plancton y otros nutrientes que proceden del mar y del río. En total, hablamos de cerca de un kilómetro cuadrado de extensión, es decir, un millón de metros cuadrados. 

Tradicionalmente son dos las especies de almejas de Carril, la almeja babosa y la almeja fina. La almeja japónica también se produce, pero las especies tradicionales son las reinas de Carril. La babosa se emplea para cocina, caso de las almejas a la marinera, mientras que la fina se saborea en crudo. Es más pequeña y vive bastante tiempo fuera del agua. Quienes las han disfrutado solas o con unas gotas de limón conocen otra característica: cuesta mucho abrirlas porque se cierran con gran fuerza, su concha es resistente. En cambio, la babosa es de concha más frágil y puede romperse con los dedos.

Las personas que cultivan las almejas se llaman parquistas. Trabajo a pie o desde pequeñas lanchas, y recolectan con un rastrillo que arrastran por el fondo y que evita arrastrar ejemplares demasiado jóvenes. Cuidan los fondos, luchan contra las algas, siembran ejemplares jóvenes favoreciendo el flujo de oxígeno y nutrientes.

Además del pulmón económico que supone la producción para la venta (más de 3.000 toneladas anuales), disfrutar de las almejas es una importante fuente de riqueza para la hostelería de la zona. Hay restaurantes que se consideran verdaderos templos en la especialidad, y que ofrecen también la magnífica calidad de los mariscos de la zona.

La almeja de Carril es por lo tanto un producto con profundas implicaciones sociales y culturales, pues genera riqueza sostenible y extremadamente cuidadosa en materia medioambiental. Y es, cómo no, un producto saludable.

©Comesaudable, GB Corporación 2021. Aviso Legal

(Visited 5 times, 1 visits today)